Quebrada y Puna

Recorriendo la RN 9, el turista se verá atraído por sus paisajes y su historia que nos retrotraen a la época precolombina. Podrá disfrutar de las festividades y la gastronomía típica, al igual que de los artesanales tejidos.

Por las quebradas se desarrolla la “caravana de llamas”. Estos bellos camélidos han sido considerados sagrados por los pueblos ancestrales. En la actualidad este animal identifica a la provincia de Jujuy y a su cultura.

Se pueden recorrer los senderos por los que transitaban hace miles de años los hombres con sus llamas. Éstos no se montan, solo cargan el equipaje que se necesita llevar para los diferentes momentos de la travesía.

Aquí podrán realizar excursiones, turismo aventura, rural y cultural o simplemente descansar contemplando la naturaleza y degustando de los exquisitos productos gastronómicos de la región.

 

-Tumbaya: se halla a 48 km de San Salvador de Jujuy. Si busca tranquilidad y contemplar las distintas tonalidades que ofrecen las montañas, Tumbaya es el lugar ideal.

 

Las tradiciones se conservan, al igual que las celebraciones religiosas. En Semana Santa la peregrinación al santuario de la virgen de Copacabana y Punta Corral atrae a muchísimos fieles, mientras que en el verano se festeja el famoso carnaval.

Para visitar:

-La iglesia, del año 1796, que fuese construida con adobe y paja.

-La plaza.

-El Museo Histórico Cecilio Bustamante.

 

La localidad cuenta con teléfono público, proveeduría, sala de primeros auxilios, trasportes, y excursiones guiadas por los principales sitios turísticos.

 

-Purmamarca: al pueblo se llega por la RN 9 y luego ingresando por la RN 52.

El paraje atrae por el paisaje que ofrece el famoso Cerro de los Siete Colores. En el centro del pueblo está la antigua iglesia, construida a mediados del siglo XVII, fue declarada Monumento Nacional por su arquitectura.

En la plaza principal se desarrolla la feria de artesanías, donde se pueden adquirir originales productos regionales.

 

Purmamarca cuenta con los servicios básicos necesarios para disfrutar de una estadía única, desarrollando actividades deportivas  al aire libre o participando en las festividades populares de la región.

La imponente geografía permite realizar actividades como trekking, cabalgatas, parapente, mountain bike y muchas otras modalidades deportivas de aventura.
-Maimará: este pequeño pueblo se ubica a unos 75 km de San Salvador de Jujuy, al pie del cerro multicolor La Paleta del Pintor.

Se recomienda visitar la iglesia, el molino de Chicapa y bóvedas de comienzos del siglo XX. Se pueden desarrollar diversas actividades al aire libre, como caminatas, mountain bike, cabalgatas, travesías en 4 x 4, excursiones a destacados sitios históricos, arqueológicos y lugares que merecen ser explorados.

El lugar cuenta con un hotel que incluye, además de restaurante con elaboración de platos regionales, una hermosa piscina en el jardín.

 

-Tilcara: esta bella localidad se encuentra en las cercanías del río Grande de Jujuy, se caracteriza por sus singulares casas de adobe y sus calles empinadas que, enmarcadas entre montañas, configuran paisajes extraordinarios.

 

En Tilcara existen valiosos yacimientos arqueológicos que, sumados a los diversos museos, ofrecen una variada alternativa cultural.

Museos para visitar:

-Museo de Bellas Artes Fundación Hugo Irureta.

-Museo Arqueológico Dr. Eduardo Casanova.

-Museo Regional de Pintura José Antonio Terry.

-Museo de Escultura Ernesto Soto Avendaño.

 

Las principales festividades que se celebran en el verano son la Fiesta de la Chicha, la Pachamama y el carnaval.

Se pueden realizar excursiones y variadas actividades en contacto con la naturaleza: caminatas, cabalgatas, trekking, excursiones en 4×4, mountain bike, entre otras.

La localidad cuenta con estación de servicio, hospital, farmacias, banco y cajero. Asimismo, ofrece servicio de hotelería, cabañas y camping.

Sitios de interés:

-Plaza de artesanos

-Capilla de San Bartolomé.

-Cerro de los Siete Colores.
-Pucará de Tilcara, valioso yacimiento arqueológico.
-La Garganta del Diablo.

-Quebrada de Huichaira.
-Quebrada de Juella.

-Huacalera: encantador pueblo que está a unos 100 km de la capital jujeña. Su rico pasado se refleja en uno de los principales atractivos, su antigua capilla, que fue construida en el siglo XVII.

Otro sitio de interés del lugar es el Monolito del Trópico de Capricornio, erigido en memoria de los patriotas que lucharon por la emancipación de la corona española entre los años 1810 y 1825.

Además, se puede visitar:

-El Molino, construido por los jesuitas en el siglo XVII.

-Yacimientos arqueológicos Yacoraite, Los Amarillos y Cerro Morado.

 

Hay venta de productos regionales y artesanales, como alfarería, orfebrería, tejidos, ponchos, cestos, instrumentos musicales autóctonos, etc.

El pueblo cuenta con un hotel que brinda todo lo necesario para el disfrute del turista.

 

-Uquía: este tranquilo pueblo está a 115 km de San Salvador de Jujuy, a una altura de 2900 m s.n.m.

Su denominación se debe a los aborígenes uquías, quienes habitaron estas tierras.

Uno de los sitios históricos que no puede dejar de conocer es la iglesia de San Francisco, que fuera construida en el año 1691 y declarada Monumento Histórico Nacional en 1941.

 

Uquía presenta una configuración única, que invita a ser explorada disfrutando de los más hermosos paisajes. Además, se hallan ruinas y yacimientos arqueológicos de poblaciones aborígenes prehispánicas.

La Quebrada de las Señoritas es un sitio ideal para recorrer, por sus inigualables vistas.

Se puede degustar la gastronomía local, que se destaca por los exquisitos tamales de charqui. También se pueden realizar caminatas por el pueblo y comprar las cerámicas que se elaboran artesanalmente.

 

-Humahuaca: la Quebrada de Humahuaca se inicia a 40 km aproximadamente de la capital jujeña, sobre la RN 9 y comprende cerca de 160 km de valles, quebradas y montañas multicolores.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, por su valor cultural y natural, ideal para visitar los sitios arqueológicos y explorar su geografía.

Por la Quebrada se desarrolló parte del Qhapac Ñan (camino principal andino), la red vial que construyeron los incas para administrar su imperio, por lo que su valor patrimonial y cultural es excepcional.

 

En Humahuaca se conservan las construcciones de estilo colonial. A su vez, se encuentra preparada para recibir al turista, ya que cuenta con alojamiento, camping, servicios de gastronomía y excursiones para recorrer los lugares más bellos de la Quebrada.

 

Se pueden realizar diversas actividades al aire libre, como caminatas, trekking, cabalgatas y disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor.

La ciudad invita a la diversión con su famoso carnaval y la celebración de la fiesta del culto a la Pachamama (Madre Tierra).

Puede visitar:

-Las ferias y talleres de artesanías.

-El Monumento a los Héroes de la Independencia.

-El Museo Arqueológico Municipal.

-Diversos sitios y yacimientos arqueológicos.

 

-Iruya (Salta): se debe partir desde la capital jujeña, pasando unos 25 km la localidad de Humahuaca hasta empalmar con la RP 13, por la que deberá recorrer unos 48 km para llegar a este hermoso lugar.

 

El pueblo de Iruya posee una gran riqueza cultural, que se refleja en la forma de vida de las comunidades que habitan estas tierras. Su gente conserva muchas de las tradiciones ancestrales.

Se elaboran originales artesanías y se desarrollan actividades rurales agro-ganaderas, en un entorno natural inigualable. El turista podrá visitar y conocer el conjunto de elementos materiales y simbólicos que posee el encantador pueblo de Iruya y los pueblos cercanos.

 

La localidad cuenta con servicio de hostales y comedor, para degustar y disfrutar de la más exquisita gastronomía regional.

La principal festividad de Iruya es la Fiesta del Rosario, celebrada el primer domingo de octubre, en donde fieles del pueblo y peregrinos de otras regiones se reúnen para glorificar a Nuestra Señora del Rosario.

 

Las principales actividades que se pueden realizar están vinculadas al trekking por diversos circuitos que le permitirán disfrutar de la aventura y los majestuosos paisajes naturales. Hay tres circuitos importantes, que comienzan y terminan en el pueblo de Iruya y que se diferencian por la duración y el nivel de dificultad de su recorrido. Se pueden realizar excursiones de 1 día y hasta de 4 días, en cualquier época del año.

A través de estas excursiones de caminatas se puede visitar:

-San Isidro: al noroeste de Iruya a unos 2900 m s.n.m. Aquí encontrará paisajes extraordinarios y las más hermosas artesanías de hilados y tejidos.

-San Juan: una muy pequeña comunidad enclavada en la montaña con paisajes naturales únicos, ubicada al noreste de Iruya, a unos 14 km y a 3090 m s.n.m.

 

Turismo rural en el circuito de la Quebrada

 

Comunidad Aborigen de Hornaditas

 

Hornaditas es una pequeña comunidad aborigen que se halla a unos 17 km de la ciudad de Humahuaca.

Este hermoso pueblo presenta temperaturas muy agradables, ya que es un clima árido de montaña, con noches de brisas frescas. Se puede visitar la capilla, además de uno de los cardones más añejos de la Quebrada, el mirador y una especie exótica protegida por esta comunidad llamada churqui. Asimismo podrá conocer los petroglifos y las pinturas rupestres que revela la historia de los antiguos habitantes.

 

El visitante podrá degustar la exquisita gastronomía, con comidas regionales y productos elaborados artesanalmente.

Hay diversas actividades culturales en donde el turista podrá vivir la experiencia de practicar las labores agro-pastoriles que realizan cotidianamente las familias de este pueblo: arar, sembrar y cosechar maíz, papa, quinua y oca, entre otras. Asimismo, podrá vivenciar el ordeñe de cabras y hasta la elaboración de quesos. También conocerá los secretos que les permite preparar los más exquisitos dulces caseros hechos con distintos frutos orgánicos cultivados en el lugar. Otros atractivos son los singulares tejidos e hilados artesanales confeccionados con lana de llama.

 

Comunidad Aborigen de Ocumazo

 

Esta comunidad, que se conoce como El Valle Escondido, se halla en un extenso valle, rodeado de coloridos cerros y tierras que están cultivadas, conservando muchas de las tradiciones de los pueblos originarios. Emplazada a 18 km de Humahuaca, se llega de dos maneras por caminos de tierra: puede ser por el paraje Calete (o camino del bajo) o por Pucará hacia el Abra de Zenta (camino de arriba).

La calidez de la gente, su cultura y los hermosos paisajes que se destacan por los colores de las montañas, atraen a turistas de diversas regiones.

La gastronomía conserva las tradiciones de la comunidad. Las comidas típicas que se realizan en la época de cosecha se preparan con productos que se obtienen de las huertas agroecológicas, mientras que en invierno se utilizan conservas y productos deshidratados.

La ganadería caprina y ovina permite la obtención de deliciosos quesos. La exquisita carne se utiliza para diversos platos y asados. El disecado de la carne, es lo que se conoce como “charqui”, mientras que los cueros son utilizados para la elaboración de originales artesanías.

Las festividades populares y religiosas que se llevan a cabo aquí son un importante atractivo por sus tradiciones andinas milenarias. Rendir tributos a la Pachamama es una de las más típicas ceremonias ancestrales que se reeditan cada año.

 

Este lugar permite realizar caminatas y paseos a caballo. También se puede participar en las huertas orgánicas, en la elaboración de quesos y conservas o en los talleres de artesanías y telares.

Se puede visitar: el antiguo molino, los petroglifos, y El Hormocal, que es una imponente y colorida formación geológica.

 

Comunidad Aborigen de Punta Corral

 

Ésta se halla en el departamento de Tumbaya, a 49 km de San Salvador de Jujuy. Es un bello paisaje de quebradas y montañas que llegan a los 4000 m s.n.m. En Semana Santa miles de fieles llegan a Punta Corral.

Lugares para visitar:

-Higueritas, donde las aguas que surgen de las montañas formando este pequeño oasis tienen las huellas de las ancestrales tribus que lo habitaban.

La tranquilidad del lugar y la amabilidad de su gente invitan al turista a disfrutar de la estadía.

-La Cascadita, situado a 2 km del paraje Higueritas, hermoso salto de agua.

-El Angosto, paso obligado al calvario de Punta Corral, que atrae a los turistas por las llamativas y bellas formaciones geológicas.

-Santuario y Fiesta de la Virgen de Punta Corral, que congrega a miles de fieles, todos los años en el mes de marzo. En la Semana Santa los devotos ascienden los cerros para llegar al santuario.

 

La gastronomía típica se basa en los productos orgánicos obtenidos de las huertas familiares. Podrá disfrutar de los deliciosos quesos de cabra que se elaboran en el lugar.

Los turistas podrán realizar, junto a los productores locales, las actividades cotidianas de labores agrícolas, ganaderas y de elaboración de diversos productos artesanales.

Para los aventureros y amantes de la naturaleza, el lugar ofrece la posibilidad de realizar caminatas por circuitos históricos y paisajes maravillosos.

 

onocer y explorar los paisajes del noroeste de la provincia de Jujuy, que mucho se asemejan a la superficie lunar y poseen enormes salares, permitirá a los visitantes experimentar la armonía del universo.

 

-Abra Pampa: ubicada al pie del Cerro Huancar, este pueblo es rico en historia y tradiciones, por lo que no puede dejar de visitar el Museo Histórico Leopoldo Abán, la iglesia y la estación del ferrocarril.

La amabilidad de su gente, las ferias de artesanías, los majestuosos paisajes y las festividades más importantes como la Pachamama y los carnavales, invitan al turista a pasar unos días espléndidos.

Para los amantes de la naturaleza está la laguna de los Pozuelos, declarada Monumento Natural en los ´80, por su valor ecológico en cuanto a la diversidad de especies de flora y fauna autóctona.

Además se destacan las dunas de finas arenas blancas, que permiten realizar sandboard.

El pueblo cuenta con alojamiento para la estadía del visitante.

-La Quiaca: esta ciudad se halla en el altiplano puneño, en la frontera con Bolivia, a unos 3500 m s.n.m. Es una de las ciudades más importantes del norte de la Puna ya que cuenta con todos los servicios básicos para que el turista disfrute de los encantadores paisajes, la gastronomía regional y las festividades que celebran las comunidades locales, como lo es el culto a la Pachamama.

Al norte está el Puente Internacional Horacio Guzmán, que la conecta con la vecina localidad boliviana de Villazón.

Ésta y otras tierras de la región son patrimonio histórico – cultural, ya que fueron habitadas en el pasado por los incas.

Se puede visitar un museo etnográfico que cuenta con valiosos objetos del pasado, la laguna de los Pozuelos, el cerro de los Siete Hermanos, la localidad de Yavi y los diversos lugares que la Puna le regala al visitante.

 

-Susques: se llega por la RN 52. Partiendo desde la localidad de Purmamarca, en el recorrido debe atravesar la Cuesta de Lipán y podrá deleitarse con una vista panorámica del excepcional paisaje. Luego cruzará las inmensas Salinas Grandes, para finalmente llegar a Susques, que es paso obligado a Chile por el Paso Internacional de Jama.

Es una de las ciudades más antiguas de Jujuy, que se refleja en su antigua iglesia construida con madera, piedra, adobe y paja, a finales del siglo XVI.

El lugar cuenta con gastronomía de excelencia, con hotel y hosterías para el alojamiento de los visitantes que buscan tranquilidad y disfrute de la naturaleza puneña.

-Rinconada: situada en plena Puna, se llega a esta bella localidad a través de la RP 7.

La tranquilidad que invade al pueblo, con sus calles de piedras y las casas de adobe, hacen de Rinconada un lugar para contemplar lo armónico de la naturaleza.

En la época prehispánica fue una zona de explotación de minas de oro. En la actualidad se conserva un túnel de aquella mina del preciado metal.

En el pueblo se puede visitar la capilla de estilo colonial y el antiguo cabildo, que se halla frente a la plaza.

Al noreste se encuentra la laguna de los Pozuelos, lugar ideal para explorar la naturaleza con la riqueza de su avifauna.

 

Establecimiento Las Barrancas

 

Barrancas se ubica en el altiplano andino. Este establecimiento está en el pueblo de Abdón Castro Tolay, centro de Barrancas, a unos 190 km de San Salvador de Jujuy. Se llega por la RN 9, transitando hacia el norte por la Quebrada de Humahuaca, y luego deberá continuar por la RN 52, subiendo la Cuesta de Lipán. Al descender, atravesará las Salinas Grandes y llegará a la RP 75, por la que recorrerá los últimos 13 km para llegar al pueblo de Barrancas.

Los principales atractivos son las elevadas montañas, la altiplanicie y los petroglifos sobre las barrancas. Los majestuosos paisajes que se enmarcan entre las montañas permiten a los aventureros explorar la naturaleza jujeña.

Barrancas posee un gran valor patrimonial, por su naturaleza y cultura, que invita al turista a visitarla.

Se pueden realizar caminatas y conocer el pueblo, su iglesia, plaza, museo y taller de artesanías. Asimismo, es posible recorrer senderos y deslumbrarse con los sitios arqueológicos y la flora y fauna autóctona.

Podrá degustar la exquisita gastronomía con las comidas típicas de la región, principalmente los preparados con cordero y llama. Con las hierbas del lugar se elabora el exquisito té, que se acompaña con tortitas y pan casero.

La localidad brinda excursiones a los principales lugares atractivos. Asimismo, cuenta con centro de información turística, gomería, proveeduría y estación de servicios.

Lugares dentro de Quebrada y Puna

Haz un comentario