Historia de Buenos Aires

La historia de la provincia de Buenos Aires comenzó junto con la historia del país.

Don Pedro de Mendoza, el primer adelantado del río de la Plata, fundó el puerto de Nuestra Señora María del Buen Ayre el 2 de febrero de 1536. Al poco tiempo, la nueva ciudad fue atacada por los querandíes, por lo que se la abandonó y reubicó en Asunción en 1541.

Debido a que su ubicación geográfica estaba en un punto estratégico para la comercialización y la continuación de la colonización hacia el sur del continente, fue fundada por segunda vez el 11 de junio de 1580 por don Juan de Garay, con el nombre de Ciudad de la Santísima Trinidad del Puerto de Santa María de los Buenos Aires. Por su importancia, se convirtió en la capital de la gobernación y luego de todo el Virreinato del Río de la Plata.

Luego de varias décadas, los padres jesuitas llegaron a fundar sus reducciones en las inmediaciones de las rutas trazadas desde Buenos Aires hasta las ciudades más importantes del Virreinato.

En el año 1820, la provincia se constituyó en entidad política autónoma y se designó a Manuel de Sarratea como su primer gobernador. Su poder abarcaba desde la ciudad de Buenos Aires hasta la cordillera de los Andes y todos los territorios de la Patagonia.

El control de la región era muy limitado, los sucesivos gobiernos intentaron frenar los ataques de los aborígenes que se resistían al avance del hombre blanco. Recién durante el gobierno de Juan Manuel de Rosas, Buenos Aires logró la supremacía sobre las demás provincias sin que eso significara la unificación del país. En 1852, Justo José de Urquiza, gobernador de Entre Ríos, invadió Buenos Aires y derrotó a Rosas obligándolo al exilio.

Luego de su triunfo, Urquiza firmó con la mayoría de las provincias el Acuerdo de San Nicolás, que lo nombraba director provisorio de las Provincias Unidas, y convocó a un Congreso General Constituyente.

Los porteños Bartolomé Mitre y Valentín Alsina rechazaron el acuerdo y Buenos Aires se separó del resto del país formando un estado independiente que duró casi 10 años. En 1861, el general Mitre se enfrentó a Urquiza y lo venció en el combate de Pavón dando comienzo al proceso de organización nacional.

Bajo el mando del general Julio Argentino Roca, en 1879 se lanzó la Campaña del Desierto, que produjo la casi extinción de las poblaciones indígenas. Así, la provincia se ensanchó hacia el oeste y hacia el sur.

En 1880, durante el gobierno de Nicolás Avellaneda, se creó el Distrito Federal, como sede de las autoridades nacionales. Dos años después, el gobernador Dardo Rocha fundó la ciudad de La Plata, nueva capital de la provincia y asiento de las autoridades provinciales.

En 1884, desconociendo la autoridad de Buenos Aires, se crearon los territorios nacionales de La Pampa, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Haz un comentario